El santo enigma o el bendito fraude

CodicePray

La historia del Santo Sudario de Turín viene de antaño, está claro que no apareció de la nada y que no estuvo sólo en manos del Papa Pío XII (el primero que autorizo las pruebas científicas que no dieron el resultado esperado). El interés que tiene la iglesia en esta tela de lino es claro, si se demostrase que ésta realmente envolvió al Hijo de Dios, tendrían una reliquia verdadera y asentarían su poder por los siglos de los siglos. Pero hasta que punto es necesario confirmar la existencia de un hombre extraordinario, que cimenta una religión en lo que más importante es creer y no ver?

Su antecedente se centra en la leyenda del Mandylión o Imagén de Edesa (ciudad a 650 Km del norte de Jerusalén) y que fue venerada como reliquia tras curar de la lepra al rey Abgaro V (siglo I). Algunos autores (Antonio Lombatti y Andrea Nicolotti entre otros), rechazan esta teoría centrándose en la idea de que la imagen representaría a un hombre vivo. Estamos pues ante la verónica?

Algunos investigadores, que abogan por su autenticidad, basan su teoría en el Códice de  Pray (finales del siglo XII), donde cobra relevancia una ilustración que nos mostraría con detalle la sepultura de Jesús de Nazaret. Lo más sorprendente es que el tejido que aparece en la ilustración muestra cuatro agujeros de quemadura  que formarían una L en su conjunto, igual que en la Sabana Santa de Turín. Y es más sorprendente el hecho de que el códice sea anterior a la Sabana según datación a través del carbono 14.

Lo que si es real sin lugar a dudas son las características que nos ofrece ésta tela y que la hacen única en el mundo. La imagen que se plasma es tridimensional y nos muestra con todo detalle a un hombre malherido.

Todavía sigue siendo objeto de investigación, pues hay muchas incógnitas por descubrir………..su origen……….cómo se plasmó la imagen en la tela……….quién es el hombre que aparece en ella????

A.    de la Peña

La exposición de la Sabana Santa se encuentra estos días en Oviedo hasta el 5 de septiembre.

Anuncios