Calabazas , disfraces y dulces

En los próximos días vamos a participar en las diferentes fiestas donde se mezclan tradiciones paganas y cristianas, y antes de elegir disfraz vamos a centrarnos en el origen de estas tradiciones.

La más conocida y reclamada es Halloween, esta palabra  es la contracción de All Hallows’ Eve, que traducido viene a ser “Víspera de Todos los Santos”; otros nombres por lo que es conocida esta festividad son la Noche de las Brujas o Noche de difuntos.  El origen de esta celebración es celta, y venía a cerrar el fin del verano y de la recogida de las cosechas. Es originaria de Reino Unido y paso a América a través de los inmigrantes irlandeses, en la actualidad, también es celebrada en España cada 31 de octubre.

En nuestro país, se conoce como “Día de Todos Los Santos o Fieles Difuntos” y su origen viene de la cristianización que hicieron de la anterior los Papas Gregorio III (siglo VIII) y Gregorio IV (siglo IX) que  intentaron suplantarla por una festividad cristiana “Día de Todos Los Santos”  que por entonces se celebraba el 13 de mayo y trasladarla al 1 de noviembre. Todo  parece indicar que no fue hasta el siglo XIX, cuando empezó a cristalizar esta tradición. Como todos sabemos ese día mucha gente visita los cementerios para poner flores a sus familiares, pero también existen ciertas tradiciones que son menos conocidas. En Galicia se piensa que los difuntos también acuden a las misas que se dan en  las iglesias en su nombre, en Zamora se hacen las procesiones de las ánimas próximas a los cementerios y se reza el rosario a la luz de las velas, en Alicante se ponen velas en las ventanas el 28 de octubre para alumbrar el camino de las almas. También como en otros países tenemos tradiciones de dulces, como los famosos huesos de santo.

Otra  es el Día de los Muertos, que se celebra en Méjico, Centroamérica y comunidades en EE.UU.  el 2 de noviembre. En ella se  conmemora la muerte de los difuntos y sobre todo, de aquellas almas que puedan estar en el Purgatorio. Se cree que en esa noche los difuntos vuelven a sus casas y participan de la comida. El origen de esta celebración es prehispánico, en esta época eran relevantes los cráneos que simbolizaban los antepasados. De hecho es típico ver calaveras de azúcar, panes dulces o panes de los muertos  y flores que configuran todo el ceremonial a la hora de honrar a los antepasados.

Es importante subrayar que éstas dos últimas no tienen el mismo origen, sin embargo, tienen el mismo fin  que es honrar a los antepasados.

Disfrutar de estos días de fiesta……Happy Halloween!

A. de la Peñahalloween1

Anuncios