En el país de la nube blanca

Christiane Gohl se esconde detrás del seudónimo  de Sarah Lark para escribir esta trilogía de éxito. Alemana de nacimiento y española de adopción, es una apasionada  de los caballos, presente durante todo su relato.

He de reconocer y reconozco, que cuando empecé el primer libro no me había convencido del todo y, continué la lectura, por la intriga de qué pasara y amor propio. No puedo recomendarle a todo el mundo este libro, ni tampoco es para cualquier momento…….en realidad, lo calificaría como novela romántica del estilo de las que escuchaban nuestras madres en la radio. Tampoco puedo decir que “es como la vida misma” pues en el mundo real no siempre sales bien parado de las experiencias, pero habla de la familia y sobre todo, algo que se entiende mejor en el norte, del matriarcado.

Nos cuenta la historia de una mujer a través de sus diferentes edades, como hace frente a lo inusual e inesperado……….y como su descendencia (sobre todo femenina) sigue su ejemplo. Por descontado, siempre al final de cada relato hay un esperadísimo y agradecido final feliz.

Es de justicia reconocerle a la autora todo el transfondo histórico, como desarrolla temas como la colonización de Nueva Zelanda y la cultura maorí, además de describir con todo detalle diferentes paisajes.  Toda está moldura encuadra distintas y sorprendentes historias de amor que se desarrollan  desde el  siglo XIX a principios del XX. La forma en que la autora ha modelado todos estos elementos es lo que, en mi opinión, ha conseguido el triunfo de la saga.

En definitiva, hoy os recomiendo una lectura que al final ha logrado encandilarme y que seguro que seguirá cosechando éxitos.

A.    de la Peña

índiceAprovecho esta entrada para agradeceros a todos el ser participes de este blog, esperamos cumplir con las expectativas.

Anuncios